La Reseñoña – Solo: A Star Wars Story (Sin Spoilers)

Visita nuestro Instagram




Mayo 25, 2018

DE PIRATA CONTRABANDISTA, A HÉROE DE LA REBELIÓN.

En la historia del cine han sido muchos los personajes ficticios que han quedado guardados en la memoria colectiva y se han convertido en íconos de sus respectivas franquicias e imagen a seguir para aquellos que buscan emular de cierta forma la imagen de estos personajes. La franquicia de Star Wars no es ajena a estos tipos de personajes, desde la trilogía original (1977 – 1983) que hemos visto a estos héroes y villanos que hasta el día de hoy forman parte de la cultura popular y que parecieran estar más vigentes que nunca, ejemplo de esto es el personaje Han Solo creado por George Lucas e interpretado por Harrison Ford desde “Star Wars” (1977) hasta “Star Wars: The Force Awakens” (2015), y que este año regresa bajo la interpretación de Alden Ehrenreich en un spin-off de origen titulado “Solo: A Star Wars Story”.

Desde que se reveló que Disney había adquirido los derechos de Lucasfilm en 2012, ya se anticipaba la llegada de una nueva trilogía de la franquicia, lo que no, sería una serie de spin-off que complementarían la saga galáctica y que haría que desde 2015 a la fecha tuviésemos una película de Star Wars al año y no cada 3 años como en la trilogía precuela (1999 – 2005). El primero de estos spin-off fue “Rogue One: A Star Wars Story” (2016) que tuvo un buen recibimiento y crítica por parte de los fanáticos, ahora llegó el turno de la película de origen del contrabandista más famoso de la galaxia muy, muy lejana, y no llegó sin polémicas.

La película parte con un Han Solo adolescente tratando de sobrevivir en Corellia, su planeta natal, y dando pequeñas pistas del Han Solo que todos conocemos, sus motivaciones y ambiciones, como también se nos presenta al amor de infancia de Han, Qi’Ra, interpretada por la actriz Emilia Clarke (Game of Thrones). Junto a Qi’Ra buscan la manera de escapar de Corellia y huir a un lugar lejos de la pobreza y desigualdad de su planeta, y donde tampoco llegue la jurisdicción del Imperio Galáctico.

Lejos de Corellia, Han debe aprender a sobrevivir en medio de la época más oscura de la galaxia, y para ello se involucra con un grupo de contrabandistas y estafadores con el afán de forjar su propio camino y cumplir su sueño de ser el mejor piloto de la galaxia.

Sin ir más lejos y revelar uno que otro spoiler de la película, lo más esperado por los fanáticos eran las respuestas a las interrogantes en torno al personaje que dejaban los filmes anteriores, tales como; ¿Cómo se conocieron Han y Chewbacca?, ¿Cómo Han conoce a Lando Calrissian?, el famoso juego de Sabbac (el póker de Star Wars) en el cual Han le gana el Millennium Falcon a Lando, la tan mencionada carrera/corredor de Kessel en la cual Han bate récord superándola en 12 parsecs.

Una película que destaca por las interpretaciones de ciertos personajes. Donald Glover encontró la formula perfecta para su interpretación de Lando Calrissian de manera muy similar a como lo hizo el actor Billy Dee Williams en la trilogía original. Otro personaje destacable es Tobias Beckett (Woody Harrelson) el cual funciona como mentor del joven Han Solo, pero el más destacable y carismático es el de Chewbacca, interpretado por Joonas Suotamo, que muestra al Wookiee como nunca se había visto, un Chewbie más desatado y con algo más de protagonismo.

En cuanto al papel de Alden Ehrenreich como el joven Han Solo, es inevitable compararlo de forma inmediata con la versión original de Harrison Ford, debido a que el carisma que Ford le dio al personaje es propio de él, de manera similar al papel de Tony Stark interpretado por Robert Downey Jr. En medio de la producción, Alden debió tomar clases para poder dar con el ancho del personaje y lograr una interpretación óptima. En general, se ve una evolución del personaje desde el comienzo hacia el final de la película, logrando en la última parte asemejarse de mejor manera al Han Solo que tanto admiramos.

Una película entretenida, con momentos que la hacen ir más lenta, pero con un par de escenas de acción que esperas ver en una película de la franquicia. Con una formula repetitiva que pareciera ser el único menú en una carta de cómo hacer una película de Star Wars. ¿Será que al querer Disney sobrexplotar esta franquicia estrenando una película al año no da el tiempo suficiente a los guionistas y directores de lograr hacer un buen producto final?, ¿Hará esto que a futuro terminemos aburriéndonos de las películas de Star Wars? Recordemos que Disney ya confirmó al menos dos trilogías más para la franquicia, lo que hará que tengamos películas de Star Wars para al menos 10 años más, entre ellos el esperado final de la trilogía secuela con el “Episodio IX” en 2019 y el esperado spin-off sobre el Jedi Obi-Wan Kenobi en 2020.

#LaReseñoña #HanSolo #Solo #AStarWarsStory #StarWars #Chewbacca #QiRa #Beckett #DrydenVos #StarWarsSaga #Lucasfilm #InAGalaxyFarFarAway